Mi aspirador no aspira: sea su propio servicio técnico

Primeros auxilios para tu aspirador antes de llamar al servicio técnico.

¿Has enchufado el aspirador alguna vez y resulta que no aspiraba? Es habitual que nuestro servicio técnico reciba avisos que se podrían haber solucionado previamente, evitando así costes innecesarios.

¿Quieres conocer cuáles son?

Lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de aspirador que tienes: si es un aspirador de polvo, un aspirador de agua o un aspirador de agua y polvo.

Hoy nos centraremos en los aspiradores de polvo.

Te contamos 5 sencillos pasos a realizar antes de llamar al servicio técnico:

La tapa o la cubeta del aspirador está abierta:

Parece obvio ¿no? pero ¿a quién no le ha pasado alguna vez que ha abierto la tapa o la cubeta para cambiar la bolsa y con las prisas piensa que la ha cerrado cuando en realidad se ha quedado sin cerrar del todo? No olvides comprobar que la tapa o cubeta está bien cerrada.

La bolsa o el depósito está lleno:

Cuando el depósito o la bolsa del aspirador se llena éste puede seguir succionando pero con poca fuerza. Si este es el caso, vacía el depósito o cambia la bolsa. También puede ocurrir que el aparato deje de funcionar, ya que la mayoría tienen un mecanismo de seguridad para evitar una avería por sobrecalentamiento. Si te ocurre esto, vacía el depósito o si es de bolsa, vacíala o cámbiala y espera al menos 30 minutos hasta que el motor se enfríe y el mecanismo se rearme.

El aspirador está atascado:

¿Qué sueles aspirar además de polvo y pelusas? ¿astillas, plástico, etc.? Cuando aspiras sólidos, especialmente si éstos son grandes, pueden quedar atascados en las boquillas, en el codo de los cepillos, en el propio cepillo, en los tubos, en la manguera o incluso a veces en la empuñadura. Sí, en la empuñadura, parece raro, pero ¡puede pasar! Revisa que no haya ningún objeto atascado y si lo hubiera retíralo con cuidado. Y recuerda que, si tu aspirador sólo aspira polvo, no debes aspirar nada de líquidos con él porque se averiará.

Aquí puedes ver una manguera atascada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manguera atascada

Manguera atascada

El filtro de aspiración no está limpio:

Todos los aspiradores tienen un filtro para que, en el caso de que la bolsa se rompa, evitar que la máquina se dañe. Abre el aparato (el filtro lo encontrarás entre la bolsa y el motor), desmóntalo, límpialo con las manos o con otro aspirador y vuelve a colocarlo. Pero ¡nunca mojes el filtro con agua! (salvo que así lo indique el fabricante), porque se estropeará el aparato y el filtro se puede dañar.

Filtro de aspirador de polvo

Filtro de aspirador de polvo

Filtro cubierto de polvo y suciedad

Se ha aspirado polvo muy fino:

Cuando se aspira polvo muy fino como por ejemplo harina o cemento, las partículas se quedan pegadas en las paredes de la bolsa y aunque ésta no esté llena del todo, el aspirador o no aspira o lo hace con poca fuerza. Sacude un poco la bolsa y espera unos segundos hasta que el polvo se asiente en el fondo. Si es necesario cambia incluso la bolsa.

 

Lo más importante para alargar la vida útil de tu aparato es un buen mantenimiento siguiendo lo que te hemos contado. Y si tienes alguna incidencia con tu aspirador no dudes ponerte en contacto con nuestro servicio técnico

Y a ti, ¿te ha ocurrido alguna de estas situaciones?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *